Diego Rivera


México tiene en Diego Rivera (Guanajuato 8 de diciembre de 1886 — México, D. F. 24 de noviembre de 1957) uno de sus muralistas más prolíferos y de reconocida obra internacional. Controvertible para algunos, en ocasiones, por la ideología comunista que  motivó la temática de sus creaciones, Diego Rivera plasmó en los murales –ubicados en edificios públicos del centro histórico mexicano y de la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo-  la realidad social de su país donde convergían personajes contemporáneos con los históricos. Arte que llevó a otras ciudades mexicanas como Cuernavaca (pinturas y murales en el Palacio de Cortés), Palacio Nacional y el Teatro de los Insurgentes de la Ciudad de México (plasmó la historia del país desde los aztecas hasta el siglo XX) y Acapulco; o a otras extranjeras como San Francisco (San Francisco Art Institute -Escuela de Arte de San Francisco-), Detroit (Instituto de Artes de Detroit) y Nueva York. Es aún una figura importante para el Movimiento Muralista Mexicano y Latinoamericano.
Desde niño comienza a estudiar pintura; pero gracias a una pensión del gobernador de Veracruz viaja a España y estudia a Goya, El Greco y Brueghel. Se integra al taller de pintura de Eduardo Chicharro, en Madrid. Entonces se mueve entre España, México, Argentina, Ecuador, Bolivia y Francia. En reuniones con los artistas del Montparnasse, conoció a Alfonso Reyes Ochoa, Pablo Picasso y Ramón María del Valle Inclán, y recibe el influjo de las nuevas corrientes artísticas que imperaban en Europa como el cubismo.  Años más tarde se adentra en el postimpresionismo –su obra se destaca por los acabados y la viveza de los colores- a través de Paúl Cezanne lo que le otorga un sello identificativo entre los otros muralistas mexicanos. También estudió el arte renacentista gracias a un viaje a Italia; colabora junto a otros artistas en la campaña políticas del entonces Secretario mexicano de Educación José Vasconcelos junto a José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros y Rufino Tamayo.
Su primer mural data de 1922 en el Anfiteatro Simón Bolívar de la escuela Preparatoria Nacional. Otros murales importantes son el controvertido  El hombre en el cruce de caminos o El hombre controlador del universo para el Palacio de Bellas Artes de México donde incluyó una imagen de Lenin; Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central para el Hotel del Prado de la Ciudad de México, La Universidad, la familia mexicana, la paz y la juventud deportista del Estadio Olímpico Universitario (UNAM) entre otros. Ilustró Canto General de Pablo Neruda.
Fue co-fundador de la Unión de Pintores, Escultores y Artistas Gráficos Revolucionarios, militante del Partido Comunista Mexicano  y Premio Nacional de Ciencias y Artes de México. Entre sus esposas, a las cuales incluyó en uno de sus murales, estuvo la gran pintora mexicana Frida Kahlo.

1 comentario: