Théodore Chassériau


El “Napoleón de la pintura” fue el pintor romántico francés Théodore Chassériau, (El Limón, República Dominicana, 20 de septiembre de 1819 - París, 8 de octubre de 1856), así lo consideró su maestro el gran clasicista Jean Auguste Dominique Ingres quien lo acogió como discípulo a los 11 años de edad. Entre su obra se destacan sus retratos, la pintura histórica y religiosa, los murales alegóricos y las imágenes orientales inspiradas por un viaje que realizara a Argelia.
Algunos estudiosos consideran que la obra de Théodore Chassériau es una especie de conciliación entre sus dos grandes maestros y antagonistas: el clasicismo de Ingres versus el colorismo pictórico del romántico Eugène Delacroix. Esto se puede apreciar en su primera etapa –hasta 1845- en la que idealizó figuras; mientras que a partir de esa fecha, su obra tiene el marcado romanticismo clásico y el colorido de Delacroix en el dibujo y la composición plenamente clásicos. Asombrosamente a la edad de 16 años, inauguró su taller como retratista con influjos nórdicos, españoles y la técnica de Ingres.
Entre sus primeras obras de importancia, en las que reflejó una manera muy particular de representar el desnudo femenino, se encuentran: Susana y los viejos y Venus Anadyomene (ambas de 1839), Diana sorprendida por Acteón (1840), Andrómeda encadenada a la roca por las nereidas (1840), y La toilette de Ester (1841). De esta etapa, también se destacan sus pinturas religiosas: el tema recurrente Cristo en el monte de los Olivos y El descendimiento de la cruz (1842); los Retratos del reverendo padre Dominique Lacordaire, de la orden de los frailes predicadores (1840), y Las dos hermanas (1843), que representa a Adèle y Aline, hermanas de Chassériau.
A partir de entonces, luego de un viaje a Argelia y profundamente inspirado en el arte oriental, Chassériau pinta Ali-Ben-Hamet, califa de Constantina y jefe de los haractas, seguido por su escolta (1846), Jefes árabes visitando a sus vasallos y Mujeres judías en un balcón (ambas de 1849, actualmente en el Louvre), El tepidarium (1853, en el Museo de Orsay, esta obra está inspirada en Pompeya).
Entre sus obras monumentales están la decoración de la gran escalera del Court des Comptes (Tribunal de Cuentas), 1835 : Aline Chassériau (Louvre), Retrato de Adéle Chassériau (1836), Ernest Chassériau (Louvre, 1836), Caïn maudit (1836), Retour de l'enfant prodigue (1836), Charlotte de Pange (1616-1850) (Metropolitan Museum of Art New-York 1841), Admiral Baron Victor Duperré (dibujo), (Detroit Institute of Arts 1842), Marie l'Egyptienne, (fresco decorativo de la iglesia de Saint-Merri en París, 1843) entre otras. Murió a los 37 años de edad.
Su obra influyó notablemente en los estilos de Puvis de Chavannes y Gustave Moreau, a los que siguieron Paul Gauguin y Henri Matisse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada